IMG-20190428-WA0023

“Siglos de historia en las salinas de San Pedro del Pinatar: desde los cartagineses hasta nuestros días”

Todo empezó cuando en 1945, un grupo de buzos encontró frente a las playas del Parque Regional unas vasijas de cerámica. Cuando los expertos las estudiaron, reconocieron que fueron utilizadas por los cartagineses como medidas de sal púnicas. Después llegaron los romanos en los siglos II y I a. C. creando la industria del gárum, una salsa espesa resultado de la maceración de la caballa con sal que lograba su conservación. Esta industria salazonera se mantuvo desde la caída del Imperio Romano hacia el siglo V y a lo largo de la Edad Media hasta el siglo XV. Los visigodos también exportaron la sal, y más tarde los musulmanes la explotaron de forma convencional, dejando evaporar el agua y utilizando la sal para la alimentación.
La sal fue el “Oro blanco” de fenicios, griegos, romanos, visigodos y musulmanes. Fue el “Salarium” de los legionarios romanos e incluso en algunas épocas se utilizó en ceremonias religiosas y como tributo a los dioses.

La explotación de la sal en las salinas de San Pedro del Pinatar fue discontinua hasta el siglo XIII, pero Alfonso X el Sabio aseguró su recolección y aprovechamiento exclusivamente a la monarquía, quedando las salinas adscritas a la Corona hasta el siglo XIX. Durante estos seis siglos, la Corona tuvo el monopolio de la explotación y venta de la sal, fijando y regulando los precios, lo que se conoció como “Estanco de la sal”, convirtiéndose en unas de las mayores fuentes de impuestos.
Con la ley que declaraba libre la elaboración, comercio y venta de sal, en 1879 se logra desestancar la sal y liberar la industria. En 1880 D. Manuel García de Coterillo compra las salinas, que en aquel momento eran tres (Hospital, Principal y Renegada) y que él unificó en una sola, dejando en el centro los charcos cristalizadores, el laboreo industrial, la administración y algunas viviendas para los salineros.

Tras su fallecimiento, las salinas son vendidas a la “Mancomunidad de las Salinas Marítimas de San Pedro del Pinatar” en 1906. Dirigidas entonces por D. Ramón Servent, se amplían las salinas al oeste, construyéndose la mota que une los molinos de la Calcetera y de Quintín.

En 1920, la empresa Salinera Española S.A. compró las salinas, reestructurando los charcos y modernizando la producción con la mecanización y electrificación de la maquinaria, mejorando a través de los años la producción y la calidad de la sal. Actualmente, Salinera Española es coordinadora del Proyecto LIFE Salinas y compatibiliza la explotación de la sal con la conservación del territorio y la biodiversidad.
A lo largo de este proyecto, iremos descubriendo qué nuevas mejoras le esperan al Parque Regional de las Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar y tú puedes ayudarnos. Si quieres formar parte de esta larga historia no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de nuestros correos de contacto info@lifesalinas.es y voluntariado@lifesalinas.es
También puedes hacerlo a través de nuestras redes sociales:
Facebook: @LIFESalinas
Twitter: @LSalinas184
Instagram: @lifesalinas

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar